Fumigaciones.

Las Fumigaciones pueden efectuarse plaguicidas o pesticidas, los que pueden ser de origen de síntesis química, biológica o productos naturales, destinadas a matar, repeler, atraer, regular o interrumpir el crecimiento de seres vivos considerados plagas.

Como plaga se entiende a insectos, arácnidos, roedores, microbios y otras especies que compiten con los humanos para conseguir alimento.
Pueden destruir la propiedad, propagar enfermedades, ser vectores, o sencillamente causar molestias. Los plaguicidas no son necesariamente venenos, pero pueden ser tóxicos para los humanos u otros animales.

RECOMENDACIONES AL PREPARARSE PARA LA FUMIGACION

Por favor, durante el proceso de fumigación, su empresa o familia debe tomar las siguientes precauciones:

ESTA INFORMACIÓN SOLO ES DE CARÁCTER INFORMATIVO

Ubicar todos los alimentos y consumibles en un lugar aislado.
Limpiar todo residuo de grasa o aceite, donde se manipule alimentos.
Trasladar a otro lugar personas embarazadas, enfermos, asmáticos, niños y animales.

Desocupar el sitio de fumigación y esperar afuera. En caso de supervisión por parte del cliente, que sea una persona que no posea ningún tipo de enfermedad respiratoria.
Mantener en completa supervisión niños, y animales.
No ubicarse detrás de puertas, rejas, y ventanas.
NUNCA entrar al lugar de fumigación sin autorización del Técnico Aplicador.

Lavar todos tipo de elementos sensibles que pudiese haber tomado contacto con los plaguicidas, (cunas, mamaderas, platos, ollas, vasos, cucharas tenedores, etc.)
Esperar el mayor tiempo posible para limpiar superficialmente los lugares donde fue fumigado (pisos, pared, alrededores de estanque, baños, etc. )
Secar en caso que se produzcan pequeños charcos de plaguicidas y agua en el piso.
En caso de tener contacto con el plaguicida, lavar con abundante agua y jabón.
Evitar suministrar alimentos a animales y mascotas en los límites del lugar fumigado.
Cualquier inquietud adicional, consultar con el técnico encargado o llamar a nuestra empresa.